Editorial Agosto: Apertura que se prolonga dentro de una crisis económica y política

Durante el último mes ha quedado demostrado que, sin vacuna masiva, el turismo como lo conocíamos no volverá a ser lo mismo. Pero ya comienzan a haber esperanzas, como es el caso ruso, los argentinos produciendo la vacuna de Oxford, los mexicanos que piensan producir y distribuir en la región, un chileno en Berkeley que inventó un ‘tapón’ del avance del virus y otros más. Finalmente, todos los científicos corriendo por ganar un lugar en la historia, quizás un Premio Nobel y seguramente un buen cheque. Sin embargo, en la actualidad al cumplirse un semestre de la crisis, la industria del turismo mundial está por el suelo. El caso de EE. UU., que usa Big Data para medir el movimiento y tráfico, muestra cifras dispersas para los distintos sectores del rubro, los restaurantes no repuntan, las ocupaciones en los hoteles están en un 40% y el tráfico aéreo en un 20% de lo que fue pre-pandemia. En Europa hemos visto rebotes, descoordinación entre los países y una baja relevante de turistas durante el verano europeo respecto al año anterior.

En cuanto al tráfico aéreo en la región, ha habido avances en el financiamiento de todos los operadores; por un lado, JETSMART terminó con un aumento de capital de casi USD 10 millones, Sky Airlines contrató a BTG Pactual en busca de un socio para levantar USD 100 millones, y LATAM ya está en las últimas en el cierre de los tramos de financiamiento. Por su parte, Aeroméxico y Avianca siguen con la negociación de proveedores a través del Chapter 11 en EE.UU., también Copa Airlines aprovechó de reducir su operación regional entregando algunos aviones. A nivel de países, Brasil, con récord mundial de muertes por Covid-19, abrió los cielos para dar inicio al tráfico aéreo con el anuncio de eliminar la tasa de embarque, una medida que deberían tomar todos los países de la región para incentivar los viajes aéreos intra-regionales una vez que tengamos certeza sanitaria.

Sigue la discusión sobre la conexión entre el cambio climático y las pandemias. Economistas de talla mundial como Jeffrey Sachs y Joseph Stiglitz aseguran que la economía, usando como fuente de energía el carbón, aumenta las brechas de desigualdad en el mundo. El gobierno de Chile a través de la ministra Carolina Schmidt logró un acuerdo con los privados para terminar con la generación de energía con fósiles y vemos un compromiso importante de algunos operadores como Colbún de sacar la leña como medio de energía de muchas familias en el país. ¿Cómo queremos ser la capital del turismo aventura del mundo en la Patagonia, si precisamente Coyhaique es de las ciudades más contaminadas del mundo? Lo mismo con Temuco, capital de la región con más parques nacionales del país.

Hay buenas noticias para los deportistas, quienes podrán volver a los clubes, a los centros de esquí y a la montaña a practicar deportes con protocolos bien exigentes, pero es la única forma para mantener contralado el virus. Esto seguirá por un tiempo, solo los días de semana y veremos qué resulta con el desconfinamiento del resto de las comunas de la región Metropolitana.

En el sector inmobiliario, a nivel macro las transacciones bajaron un 60% el primer semestre, principalmente por la restricción de visitar viviendas, oficinas, campos o lo que fuese. Vemos que a partir de septiembre habrá un importante aumento en transacciones impulsado por la inyección de caja que hay en la economía por todos los paquetes fiscales, el 10% de los fondos de las AFP y créditos a UF+0%.

En el sector del turismo local, a través de FEDETUR, se está pidiendo extender el Seguro de Cesantía, aumentar la cobertura y plazos de los créditos Covid-19 y algunas exenciones tributarias como la baja del IVA durante un periodo. Sin embargo, hay que asumir que la industria turística mundial y también local se reducirá en tamaño posiblemente en el largo plazo, por lo tanto, las oportunidades de conversión de activos serán una de las principales tendencias en los próximos meses.

Por último, no podemos dejar de mencionar el problema en la Araucanía -que es de grandes proporciones-, y que, frente a la pandemia, a la crisis económica y al futuro plebiscito, cuesta mirarlo como prioridad, pero hoy debería ser el foco del Estado, de los gremios y de este gobierno. No podemos seguir postergando este tema que afecta a los habitantes de la región, pero también a los miles de turistas que cruzan por la Ruta 5 hacia al sur y que viajan por la zona, y para qué decir a la imagen país. Es clave considerar que el turismo puede ser una solución al tema de las comunidades indígenas, tal como lo hizo Nueva Zelandia, EE.UU., Canadá y Australia.

You don't have permission to register
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, en qué podemos ayudarte?