agosto 2020

Durante el último mes ha quedado demostrado que, sin vacuna masiva, el turismo como lo conocíamos no volverá a ser lo mismo. Pero ya comienzan a haber esperanzas, como es el caso ruso, los argentinos produciendo la vacuna de Oxford, los mexicanos que piensan producir y distribuir en la región, un chileno en Berkeley que inventó un ‘tapón’ del avance del virus y otros más. Finalmente, todos los científicos corriendo por ganar un lugar en la historia, quizás un Premio Nobel y seguramente un buen cheque.

En el caso de Chile, el traslado doméstico bajó un 94,4% a 114 mil personas.
Latam Airlines Group entregó ayer sus estadísticas preliminares de tráfico mensual para julio de 2020, cifras que se comparan con el mismo período de 2019, donde aún no se evidencia un repunte en la actividad.   En el reporte, la compañía reveló que el tráfico de pasajeros -medido en ingresos por kilómetros por pasajeros (RPK)- disminuyó 93,4%, con un traslado de 733 mil personas, frente a los 11,1 millones de hace un año. Mientras, la capacidad cayó 88,5%. Como resultado, la ocupación disminuyó 35,9 puntos porcentuales a 48,5%. En tanto, el tráfico internacional representó cerca del 26% del movimiento total de viajeros en el mes. En el desglose, la aerolínea apuntó que, en el caso de su hub en Santiago de Chile, el tráfico doméstico bajó 94,4% a 114 mil personas. En el caso de los vuelos locales en Brasil -cuya filial se sumó en julio al Capítulo 11-, el movimiento bajó 85,6% desde los casi 3 millones de viajeros a solo 432 mil. Ahora, frente a mayo, en este último país, se puede ver un aumento importante de los traslados. En el acumulado del año, la firma movió 30,63 millones de pasajeros, distante de los 72 millones al mismo mes de 2019. Para el transporte de carga, Latam reportó una disminución de 22,5% de toneladas movilizadas. Esto se traduce en 224 mil toneladas; además de una reducción de la capacidad de 45,3%. En los siete meses, la carga cayó un 13%, equivalente a 1,77 millones de toneladas transportadas.

Análisis/ Royal Caribbean Cruises ha presentado esta semana resultados correspondientes al segundo trimestre de 2020 en los que, como no podía ser de otra manera, informa de grandes pérdidas, 1.639 millones de dólares (1.393 millones de euros) frente a 473 millones de dólares de ganancias del mismo periodo de 2019. Y una fuerte caída de los ingresos totales, hasta quedar en solo 175 millones de euros (148 millones de euros) en comparación con los 2.806 millones de dólares del año pasado. Siendo cifras no comparables, dada la excepcional situación, especialmente grave para las compañías de cruceros, evidencia el fuerte impacto que vive el sector. No obstante, la naviera cuenta con un colchón financiero y buenas perspectivas para 2021.

You don't have permission to register
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, en qué podemos ayudarte?