Ponen en venta propiedades de Tompkins, incluida casa donde vivió y gestó Pumalín

El proceso más emblemático involucra al fundo Reñihué, de 708 hectáreas. Fitzroy, firma a cargo de la comercialización, lo ofrecerá en Chile y a filántropos y magnates en el exterior.

Una emblemática venta de terrenos en Chile comenzó a tomar fuerza esta semana. Se trata de cuatro propiedades, que suman poco más de mil hectáreas, ligadas al empresario y ecologista de origen estadounidense Douglas Tompkins, fallecido en diciembre de 2015 en un accidente en kayak en el Lago General Carrera.

La enajenación se realizará en dos procesos que están siendo liderados por la firma de asesoría inmobiliaria Fitzroy. El más destacado está vinculado a la comercialización de 708 hectáreas correspondientes al fundo Reñihué, ubicado en la Región de Los Lagos, cuyo precio mínimo de venta es de US$ 10,5 millones, aunque ese valor se elevaría considerando que la oferta se realizará a nivel internacional.

“Estamos vendiendo las propiedades de Douglas, que son campos que no forman parte de las propiedades de conservación”, comentó la coordinadora de Tompkins Conservation Chile, Carolina Morgado.

Explicó que Reñihué “es el primer campo que compró Douglas Tompkins y es desde donde se gestó el Parque Pumalín”. Si bien este predio estaba disponible para la venta desde hace unos años, ahora por primera vez se inicia un proceso formal.

Morgado añadió que también se están vendiendo tres propiedades en El Amarillo, a 25 kilómetros al sur de Chaitén, los que “ofrecen excelentes oportunidades para la recreación y producción orgánica, y son vecinos al futuro Parque Nacional Pumalín”. Esos campos son Las Rosas (200 ha), Las Lomas (100 ha) y Cipreses (70 ha.)

El proyecto Pumalín empezó en 1991, cuando el empresario estadounidense -acompañado de su esposa Kristine- adquirió el campo Reñihué, de 17 mil hectáreas “para proteger su bosque templado nativo y virgen, el cual se encontraba amenazado por la tala de árboles”, recordó Morgado.

Los campos Reñihué y en El Amarillo (también en Los Lagos) pertenecen a sociedades de Tompkins, Agrícola Forestal Reñihué e Inmobiliaria Cuarenta Grados Sur. Estos terrenos no tienen relación con las cerca de 410 mil hectáreas que la sucesión del empresario prevé donar al Estado de Chile para su conservación.

Proceso internacional

El director ejecutivo de Fitzroy, Hernán Passalacqua, comentó que el proceso de venta de Reñihué tendrá una cobertura internacional y la intención es llegar hasta empresarios como Carlos Slim, Richard Branson y la familia Rockefeller.

Passalacqua indicó que esta semana comenzaron el envío de información y un video promocional a bancos de inversión, family office , abogados influyentes e inversionistas de alto patrimonio. Sostuvo que esperan trabajar con brokers internacionales para llegar a mercados relevantes, especialmente California, Nueva York, Londres, Miami, Colombia y Brasil.

“Apuntamos a filántropos que conozcan el legado de Tompkins, y a gente sofisticada que le guste navegar y la aviación, porque esas son las formas de acceder a esas propiedades”, señaló Passalacqua.

Añadió que el o los futuros dueños -ya que puede ser una sociedad integrada por amigos, ejemplificó- podrían desarrollar un hotel del segmento alto o un centro turístico similar al que existe en las Torres del Paine.

Quien se adjudique Reñihué tendrá como vecinos al Estado, una vez que sean donados los terrenos de Tompkins al fisco, y también al empresario Nicolás Ibáñez, quien estaría preparando un proyecto turístico en la zona.

Fitzroy ha realizado transacciones de corretaje por casi 400 mil UF en los últimos dos años en el sector de Zapallar, además de liderar operaciones en el ámbito hotelero y turístico.

 

Fuente: http://impresa.elmercurio.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2016-11-12&dtB=14-11-2016%200:00:00&PaginaId=3&bodyid=2

You don't have permission to register
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, en qué podemos ayudarte?