fbpx

UE lanza certificado covid para viajes, sin considerar dosis no aprobadas por el bloque

La idea genera debate por lo que algunos estiman como una medida discriminatoria.

Con el objetivo de impulsar su golpeada industria turística, la Unión Europea (UE) reveló ayer su anticipado proyecto de certificados covid para permitir los viajes entre países comunitarios, una iniciativa que, en principio, solo reconocerá las vacunaciones con dosis de los laboratorios aprobados por la UE, y que mantiene abierto el debate en el bloque por posibles discriminaciones hacia los no vacunados.

‘Queremos ayudar a los Estados miembros (de la UE) a restablecer la libertad de circulación de una forma segura y responsable’, aseguró la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, al momento de lanzar la propuesta del ‘Certificado Digital Verde’, el que acreditará que sus portadores fueron vacunados contra el covid-19, obtuvieron un resultado negativo en un test PCR, o son inmunes al virus, y que permitirá su traslado sin restricciones por los 27 países del bloque.

La medida, que deberá ser aprobada por la Eurocámara y por los países miembros de la UE, también incluirá a Islandia, Noruega, Liechtenstein y Suiza (países extracomunitarios, pero que pertenecen a la zona de libre circulación de Schengen). Además, se habilitarán certificados a los extranjeros residentes en la UE y a todas las personas fuera del bloque a quienes se les permita ingresar por razones esenciales. La medida también abre la puerta para que cada Estado negocie acuerdos bilaterales con países ajenos al bloque para la entrada de turistas, aunque requerirán la aprobación de la CE.

Sin embargo, el proyecto presentado por Bruselas solo otorgará el certificado a las personas que recibieron las dosis aprobadas por la autoridad sanitaria europea —las desarrolladas por AstraZeneca, Pfizer/BioNTech, Moderna y Johnson & Johnson—, mientras que aquellos que recibieron vacunas como la Sputnik V, de Rusia, o las chinas de Sinovac y Sinopharm solo podrán utilizar un certificado si es que el país al que desean ingresar se los permite.

Estas condiciones se asemejan a las del pasaporte sanitario dado a conocer por China la semana pasada, el que solo reconocerá a las personas vacunadas con dosis producidas por el gigante asiático. Pero en el caso de la UE podría significar una limitante no solo para países extranjeros, sino que también para países del bloque que utilizan vacunas de Rusia y China, como Hungría, República Checa, Eslovaquia y Ucrania.

Además, el certificado para permitir viajes genera divisiones al interior del bloque, entre los países que dependen del turismo y apoyan la idea, como Grecia, Portugal y España, y otros como Bélgica, Francia y Alemania, que expresaron su preocupación por un plan que, opinan, discriminaría a ciudadanos no vacunados y haría obligatorias las inoculaciones.

‘Más allá de si es discriminatoria o no, la idea del certificado sanitario puede ser riesgosa para una UE que todavía enfrenta un gran problema con su campaña de vacunación, que avanza lentamente (solo se han administrado 11,81 vacunas por cada 100 habitantes), y todavía no es claro si el riesgo de transmisión se elimina por completo con la vacuna. Esta es una idea para un momento posterior a la pandemia, pero que se diseñó y se planea implementar cuando Europa no está ni cerca de superarla’, dijo a ‘El Mercurio’ Mark Woolhouse, experto en salud europea de la Universidad de Glasgow.

Fuente: El Mercurio
You don't have permission to register
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, en qué podemos ayudarte?