fbpx

Marriott evalúa nuevas aperturas en segmentos de lujo y económico en Chile

El ejecutivo destacó que en Santiago aún queda espacio para crecer en el área hotelera y que en regiones hay un déficit de productos de calidad internacional. También valoró el esfuerzo del sector público y privado en profesionalizar la industria.

Un chileno está a la cabeza de los negocios en el Cono Sur de Marriott International, la mayor cadena hotelera del mundo. Tras su paso por la dirección general de desarrollo de negocios de la cadena nacional Atton, Hugo Desenzani fue nombrado vicepresidente de desarrollo de negocios del holding estadounidense para el sur del continente sudamericano.

El ejecutivo nacional reveló los planes de la compañía en Chile, su estrategia de desarrollo y su visión sobre el sector hotelero local. «Estamos intentando penetrar segmentos en los que vemos demanda insatisfecha», manifestó.

«En el segmento de lujo, por ejemplo, creemos que hay espacio en Santiago, ya que hace casi 10 años que no hay una apertura de un producto sobre 190 habitaciones en ese segmento», estimó Desenzani. Señaló que la marca W tuvo una muy buena acogida en Santiago y el plan de la empresa es que la ciudad tenga pronto otro hotel de esa categoría. Así, reveló que en el segmento alto evalúan el ingreso de las marcas Westin, JW Marriott y St. Regis a Santiago

También reconoció que «hay necesidad de hotelería económica distintiva o lifestyle , es decir, hoteles baratos en los que los huéspedes quieran alojarse». Por ejemplo, en el norte y sur de Chile analizan lugares para instalarse con su marca Fairfield Inn, una de las más relevantes del segmento económico en Estados Unidos. Además, sin dar fechas, recalcó que pronto debutará la marca AC by Marriott en el Costanera Center.

Recuperación y déficit

Según Desenzani, el escenario en Chile para el sector hotelero es distinto al comparar entre la capital y las regiones. «Santiago tuvo una leve caída de ocupación en 2016, pero ya vemos señales de recuperación. Si bien entró mucha oferta nueva a la capital, notamos que la demanda sigue creciendo», sostuvo. Así, aseguró que la ciudad necesitará más oferta de calidad en los próximos años.

En regiones, en tanto, sostuvo que hay un déficit de producto estándar de calidad internacional. «Esto obliga a ciertas multinacionales a ir por el día y alojarse en Santiago», aseguró.

Profesionalización

El ejecutivo destacó el avance del sector hotelero en la última década. «Organizaciones como Fedetur (Federación de Empresas del Turismo) y Hoteleros de Chile, así como el Gobierno, han tomado importantes pasos para profesionalizar una industria que hasta hace poco no dominábamos», valoró Desenzani. También subrayó que Marriott tiene ocho marcas presentes en Chile, «mayor diversidad que en la mayoría de los países de Sudamérica». Hacia el futuro, estimó que «el esfuerzo debería ser por llevar más hotelería multinacional de calidad a regiones y por continuar el esfuerzo por mejorar el servicio y capital humano para alcanzar una mayor eficiencia».

Desenzani recordó que desde 2010 hay un incremento sostenido de turistas. Como consecuencia de ello, indicó que entre 2012 y 2014 el escenario fue muy positivo. «Eso hizo que mucha gente comenzara a invertir en hotelería, lo que significo un alza importante de oferta en 2015 y 2016. Esto coincidió con una baja en el precio del cobre, lo que detuvo mucho el negocio minero y los viajes asociados», reconoció. Sin embargo, afirmó que la rebaja de tarifas y ocupación fue menor, y «todo apunta a que este será un muy buen año».

Fuente: El Mercurio

You don't have permission to register
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, en qué podemos ayudarte?