fbpx

Editorial Octubre 2020

Turismo: la recta final del 2020 marcada por el proteccionismo y la apertura de fronteras

La industria del turismo mundial ya cumplió prácticamente siete meses en crisis, con una caída acumulada en el 2020 de un 70% respecto al 2019, lo que significa una pérdida de más de USD 700 billones en turismo internacional, además de la baja del turismo doméstico que estimamos deben ser otros USD 3.500 billones. El mapa de fronteras en el mundo muestra distintas políticas públicas sanitarias, lo que está generando un desequilibrio y desigualdad entre los países, y que ha reflejado poca coordinación a pesar de la insistencia del WTTC, de la UNWTO y de otros entes de lobby internacional. Esto, sumado a la segunda ola de rebrotes en el hemisferio norte antes del invierno, es muy preocupante y tiene a las bolsas internacionales en baja y a los gobiernos nuevamente aplicando cuarentenas y volviendo a la situación que vivieron durante marzo, abril y mayo.

¿Puede pasar lo mismo en Sudamérica, región con la mayor tasa de muertos por habitantes en el mundo (liderado por Brasil, Perú, Argentina, Chile y ahora Colombia)? Por supuesto que sí, y seguramente será con más fuerza por la precariedad que ya nos sorprendió de los sistemas de salud, el hacinamiento, el nivel de pobreza, el comercio informal y nuevamente la falta de coordinación de los países. Como botón de muestra, vemos a Uruguay, quien ha sido un verdadero oasis en la región y que advirtió que mantendrá sus fronteras cerradas, en contraste con Argentina, que decidió abrir fronteras con los países fronterizos a partir de diciembre en avión y en buque bus para ir a Punta del Este.

Pero, ¿qué saca Argentina con abrir fronteras si sus vecinos las mantienen cerradas?, ¿tiene alguna lógica abrir fronteras a extranjeros de los países vecinos- con mas casos de Covid-19 del mundo- si aún los chilenos no podemos viajar por Chile? Creemos que aquí tiene que haber una decisión política firme en el corto plazo, y por supuesto revisable, pero se deben entregar ciertas certezas a los operadores turísticos, a los destinos y a los potenciales turistas, ad portas del inicio de la temporada alta, que significa un 70% de los ingresos del sector entre noviembre y marzo.

La única esperanza está en potenciar el turismo doméstico con fuerza y con todos los protocolos sanitarios; por su parte, en Chile seguimos con varios destinos y aeropuertos cerrados, como Valdivia, Puerto Montt, Chiloé, Aysén y Punta Arenas.

El WTTC está haciendo gestiones con los gobiernos para hacer test rápidos a la entrada de los países, sumado al requisito de traer un pasaporte sanitario (PCR negativo). Esto sería una buena alternativa que puede solucionar el problema a corto plazo. Si logramos aplicar esta medida con los principales países emisores, efectivamente podríamos crear corredores de viaje que bajen sustancialmente el riesgo de contagio, para evitar lo que está pasando en Europa después del verano.

En el plano aéreo, IATA continúa bajando las expectativas y modificando los años de recuperación, su máxima autoridad ha reconocido que esta crisis será mas lenta de lo que proyectaban. Al mismo tiempo, en el mercado se siguen ajustando y también rediseñando: Jetsmart rápidamente está tomando rutas y espacios que siempre estuvieron dominados por la competencia, por lo tanto, podemos esperar un cambio importante en los market share durante y hacia el final de esta crisis. En paralelo, en la región y en el mundo las aerolíneas están operando en promedio a un 30% con respecto al 2019, con tarifas más bajas y tasas de ocupación menores. Es lógico esperar que varias compañías dejen de operar al final del invierno del hemisferio norte y que se reduzca permanentemente la oferta. En Chile ya anunciaron que dejarán de operar Qantas y Emirates, y el vuelo directo a Londres en British Airways se acabó, es decir poco a poco Chile vuelve a ser una isla remota como era hace 20 años. ¡Cuánto costaba llegar! Se hacían varias escalas y los precios de los tickets eran muy altos, lamentablemente el mundo nuevamente se agrandó y nosotros nos alejamos.

¿Qué hacemos mientras tanto? Administrar bien la caja, ajustar los gastos de operación, ser muy hábiles con el plan comercial y buscar esos clientes que hoy están en Chile. Sin duda algunos decidirán no abrir, porque es mas barato cerrar que abrir con el riesgo de tener baja demanda. Según Forward Keys y Euromonitor International, los segmentos que moverán el mercado los próximos meses serán Friends and family y Leisure, por su parte, el turismo de negocios y los grupos tendrá que esperar. El mismo Arne Sorenson, CEO de Marriott dijo esta semana que los hoteles de business deberán ajustar su oferta a los turistas de leisure, con lo que los spas y piscinas de los hoteles tomarán un rol más relevante.

Desde el punto de vista financiero, el fondo hotelero IHH que administra Larrain Vial no logró hacer un aumento de capital y los principales accionistas de los hoteles ex Atton, hoy socios y operados por Accor, salen a renegociar sus créditos. Al mismo tiempo, el sistema financiero tiene bastante anestesiado al sector y aún no existen movimientos de compra – venta de activos debido a los créditos COVID-19 y al seguro de cesantía, pero en marzo comienzan los pagos y veremos cuáles serán las decisiones estratégicas de los dueños de los hoteles y otros activos. Lo cierto es que luego de una temporada en que miramos lo que pasó en Europa y EE.UU., no somos muy optimistas.

Una buena medida y necesaria a nivel local, fue la autorización de ampliar el aforo de eventos para espacios cerrados y abiertos. Una disposición que llega justo antes de los meses en que se hace gran parte de este negocio, lo que es un alivio para el rubro de eventos, banqueteros, centros de conferencia y hoteles.

En la contingencia, tuvimos un plebiscito que fue muy contundente en su resultado y que esperamos pueda definitivamente terminar la violencia que tenía en jaque al rubro de restaurantes y hoteles en los barrios turísticos urbanos del país. Estaremos hasta abril en una situación de incertidumbre, pero con la esperanza de que saldrán buenos constituyentes para escribir la nueva constitución.

Por último, este domingo se realizan finalmente las elecciones en EE.UU. Nuestra apuesta es que gana Joe Biden, lo que será un buen resultado para nuestra región, con lo que las monedas pueden fortalecerse frente al dólar, lo que nos hará menos competitivos en precios. Además, Chile está con el cobre en alza, lo que nos ha mantenido con el dólar bastante controlado a pesar de la situación interna.  Adicionalmente, la agenda ambiental tomará protagonismo y ahí es el turismo, y también Chile, quienes tienen mucho que aportar a la discusión internacional.

You don't have permission to register
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, en qué podemos ayudarte?