fbpx

Cruceros aumentan recaladas en casi todos los puertos y sumarán más de 320 mil pasajeros

olo Arica y Coquimbo marcan un leve descenso. Actores de la industria coinciden en que una ley de cabotaje propiciará el despegue definitivo del destino Chile entre los operadores

Antofagasta (75%), Chacabuco (62%) y Castro (43%) son los puertos chilenos en los que más crecerá el número de recaladas de cruceros internacionales en la temporada que parte el próximo mes y que se extenderá hasta el otoño. Pero el destino más solicitado, por lejos, seguirá siendo Punta Arenas, que con 107 arribos casi duplicará a los 57 cruceros que atracarán en Puerto Montt, su más cercano competidor a nivel nacional.

Así lo constatan los datos que maneja el sector en base a las confirmaciones de recaladas hasta ahora.

Una temporada que se augura auspiciosa, porque salvo Coquimbo y Arica, todos los demás puertos recibirán más barcos que en la anterior, incluyendo a Valparaíso tras su publicitado desplome a favor de San Antonio. En total, 338 recaladas están confirmadas entre Arica y Puerto Williams, un alza de 26%, destaca la subsecretaria de Turismo, Mónica Zalaquett.

«Son más de 320 mil pasajeros, frente a los 277 mil que tuvimos la temporada pasada, que será la cifra más alta desde que existen registros», añade el presidente del directorio de la Corporación de Puertos del Cono Sur, Enrique Runín.

Y aunque Valparaíso también crece, sigue pagando los costos de la crisis originada por un conflicto portuario hace dos años. Con 12 mil pasajeros proyectados, duplicará sus cifras de la temporada anterior, pero es apenas la décima parte de los cerca de 100 mil visitantes que atendía hasta hace unos años. «La disminución del volumen de pasajeros es de 90% de lo que planificábamos para esta temporada», admite Juan Esteban Bilbao, gerente general de Valparaíso Terminal de Pasajeros (VTP).

Unas cuantas millas al sur, en San Antonio dicen estar «cómodos» creciendo 12% en recaladas y casi 20 mil pasajeros más que los 69.640 que atendieron en 2017-2018. Con la meta de prestar un buen servicio, no tienen planes de expansión, asegura el gerente del puerto de San Antonio, Rodrigo Olea, mientras ya reciben consultas para las temporadas hasta 2021.

«Se ha dado lo que dijimos que iba a ocurrir, que era bueno un segundo puerto para cruceros como San Antonio. Las recaladas aumentaron de 36 a 50 y eso solo es posible porque hay dos lugares a donde ir», recalca.

Para Zalaquett, los puertos chilenos se han vuelto cada vez más atractivos por la diversidad de paisajes. «En 10 años hemos duplicado la cantidad de cruceros», destaca. Un nuevo impulso -acota- será la promulgación de una ley de cabotaje que está en trámite y que de aprobarse levantará definitivamente esta industria que en Chile hoy tiene una participación del 1,2% a nivel mundial. «O sea, nada», dice Zalaquett, pero con un enorme potencial de crecimiento.

«Si sacamos la ley de cabotaje, las empresas van a poder armar paquetes de 5 a 7 días, que es el tiempo que demandan los cruceristas. Se va a poder embarcar en Valparaíso, desembarcar en Coquimbo, o embarcar en Punta Arenas y desembarcar en Puerto Montt… Van a tener todas las opciones», explica la subsecretaria, quien valora que esa iniciativa legal haya pasado del Senado a la Cámara de Diputados.

«Nos parece un gran avance», coincide Bilbao, para quien «los pasajeros para este mercado hoy existen y están a la espera de estas nuevas rutas, pero para lograr posicionar la industria mundial estamos convencidos de que la apertura del cabotaje es primordial».

Fuente : El Mercurio

You don't have permission to register
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, en qué podemos ayudarte?