fbpx

¿Vuelven los viajes de negocios? McKinsey adelanta los cuatro perfiles que se vienen pospandemia

El que “nunca se fue”, el que “no volverá nunca”, el “con miedo a perderse algo” y el “wait and see” son los cuatro arquetipos que identifica la consultora.

Aunque nadie puede cantar victoria todavía, cada día se retoman nuevos hábitos del mundo prepandémico. Hace dos semanas el gobierno flexibilizó las condiciones para viajar al extranjero, permitiendo que quienes cuentan con su pase de movilidad habilitado puedan salir del país, y además del impacto que tendrá esto en el turismo, se abre la puerta para ver qué pasará con los viajes de negocios.

Ad portas de que comience el debate, un estudio reciente de McKinsey identifica cuatro perfiles para los viajeros de negocios. A partir de tres indicadores -sector, propósito del viaje y destino nacional o internacional- la firma adelanta qué tipo de ejecutivos volverán a viajar y cuáles optarán por las videoconferencias de manera permanente.

El primer arquetipo es quien «nunca se fue», que se ubica al extremo del espectro. Ellos retomaron los viajes tan pronto se levantaron las restricciones, pues consideran que reunirse con la contraparte es esencial para sus negocios, a tal punto que quienes estaban reacios a tomar un avión se trasladaron en auto o tren.

Según el estudio, esta categoría representó más o menos el 15% de los viajes corporativos en 2019 -antes de la pandemia- y destaca a gerentes de empresas manufactureras con una amplia distribución de fábricas, plantas y trabajadores de operaciones de campos.

Luego McKinsey presenta a quien «no volverá nunca» en el otro extremo. Estos trabajadores se caracterizan por su alto nivel de digitalización, destacan por su eficacia trabajando remotamente, por lo que podrían no retomar nunca los viajes de negocios.

En 2019 este segmento fue responsable de una quinta parte del gasto en viajes corporativos, por lo que ahora son una oportunidad para que las empresas reduzcan significativa y permanentemente sus presupuestos de esta área.

El tercer grupo son quienes tienen «miedo a perderse algo», lo que popularmente se conoce como FOMO (la sigla en inglés). McKinsey apuesta a que el repunte de los viajes de negocios probablemente será impulsado por este grupo -que viaja para cultivar relaciones con clientes y contrapartes- ya que el año previo al Covid-19 el 60% de los viajes corporativos fueron su responsabilidad.

Las Pequeñas y Medianas Empresas (PYME) serían quienes retomarían estos viajes con mayor rapidez, ya que no están sujetas al proceso de aprobación que sí deben cumplir las grandes empresas. Según el estudio, es probable que las PYME provoquen un «efecto dominó» en que la reanudación de estas actividades en una empresa catalice el regreso de sus rivales a eventos similares relacionados con el trabajo.

Por último están quienes van a preferir «esperar y ver», o sea trabajadores de industrias con cargos relativamente no competitivos, destacando el sector público, asociaciones profesionales y organizaciones sin fines de lucro.

Este grupo contribuyó en 2019 con el 5% del gasto total de viajes de negocios, y durante la pandemia muchos pudieron realizar eventos virtuales en reemplazo de las conferencias presenciales, por lo que se esperaría cautela al momento de viajar.

Actuar a tiempo

El análisis aclara que la combinación de perfiles puede variar de una empresa a otra, e incluso es posible encontrar a los cuatro arquetipos dentro de una misma organización. Lo que sí se espera es que algunos sean más preponderantes que otros en una misma firma.

Luego de su análisis, McKinsey reafirma que la recuperación de los viajes corporativos será desigual, y que en promedio se puede esperar una reducción de más o menos 20% en el gasto de viajes de negocios para 2023.

A modo de recomendación, la consultora plantea que trazar una hora de ruta segura y eficaz para futuros viajes de negocios requiere a todos los funcionarios del ecosistema: desde proveedores -aerolíneas, hoteles, etc.- hasta los mismos viajeros.

Si bien ahora planificar hacia el futuro puede parecer «volar a través de una niebla de incertidumbre», según el reporte es importante aprovechar los datos actuales y monitorear los primeros signos de recuperación del sector para tomar decisiones.

Fuente: DF

You don't have permission to register